lunes, 13 de abril de 2009

Soul Eater: random shônen is...

Je, menudo monazo llevaba a mis espaldas esta semana santa sobreviviendo sin ver las novedades que se han estrenado de la temporada de primavera. Y aun habiendo visto unas cuantas cosas antes de ser obligado a exilio involuntario, sigo con mucha tarea pendiente. Ains, qué le vamos a hacer, todo a su tiempo.

Bueno, dejándonos de nimiedades, vayamos a lo que importa. Ayer por fin finiquité esa serie que estrenaron la primavera pasada y que todo el mundo tenía hypeada por niveles estratosféricos. Además, adaptado por ese prestigioso estudio de animación que nos ha dejado otras perlitas como FMA, Eureka Seven y demás. Sí, hablo de BONES. Y es que este estudio coge un shônen random y le da... pues en pirncipio, así, no le da mucho. Muy aficionado al género hay que ser para empezar con algo tan del palo. Eso sí, conforme avanza, la cosa va ganando, hasta que de repente... ¡PUM! Se convierta en Chocapic. Nah, en realidad, se convierte en algo simplemente tragable. Pero de tragable pasa a generar mono, y ahí es cuando ya empiezas a preocuparte al decir "guau, si en el fondo la espera ha merecido la pena". Pero, ah amigo, el síndrome de BONES vuelve a estar presente. Y es que ése es el riesgo de adaptar una serie todavía no terminada: la recta final. Y ahí es donde, parece ser, vemos el punto flojo de este estudio. O no sé, por lo menos, yo lo considero un punto donde, al menos, deberían mejorar, no ya sólo porque suelen tender un poco más a la QUALITY que tanto nos gusta, sino más bien porque, definitivamente, no son originales haciendo finales, ni los hacen decentes. En serio, qué desilusión. Han vuelto a pecar de final mentecato de extrema ingenuidad y tipicón. Habiendo visto poca cosa de este estudio, me puedo percatar de que el happy ending made by hippies es el plato fuerte de los guionistas de este estudio, y recurren a él en exceso.

Bueno, desmantelando por completo la opinión que me ha dejado la serie en general y el estudio en particular, procedo a decir un poco de qué va la cosa. Pues entramos otra vez con los rollos de monstruitos y shinigamis, de niños con superpoderes y amigotes que se transforman en armas, muy pr0 todo el mundo y tal. Sí, bueno, ¿os acordáis del último shônen que os hayáis leído/visto (no me creo que nadie medianamente entendido en materia, al menos una vez en su vida, haya leído/visto un shônen)? Pues eso, pero con un diseño de personajes bastante feúcho y poca salsa. Pero bueno, eso es una impresión generalista y que destaca sobre todo a miad de la serie, justo cuando esntra en lo mejor. Sin duda, lo que cabe destacar es algunas partes de animación, que está simpática por lo general en toda la serie, la banda sonora (bastante acertada, y por qué no decirla, me ha molado) y respecto a personajes... Puf, los principales son para empalarlos a la mayoría. Eso sí, si hay que destacar algunos, son un grupo de secundarios a los que, desde mi punto de vista, se les ha dado poco portagonismo, y eran altamente explotables; desde el profesor zombi Sid a los compañeros de clase de los protagonistas, pasando por el arma más irreverente, Excalibur (baka!) o los secuaces de la Bruja Medusa. Luego ya el resto... Pichí pachá. Si te gusta el shônen, hará tus delicias, si no, será una serie más de 50 capítulos en MAL para agrandarte la e-polla delante tus admiradores en la red.

Hala, otor tocho de impresiones que nadie leerá y que me quita parte del tiempo que iba a dedicar a uno de los muchos artículos que no he leído esta semana santa. Hala, que gocéis majestuosamente de lo que queda de puente los que aún tengáis libre, que yo hoy libraba. Y paso de poner imagen, que para algo está Google.

4 comentarios:

Otacon dijo...

1 Persona que lo ha leido, por lo menos tu trabajo redactando eso no ha sido tatolmente en vano. Lo que mas me ha gustado de la serie es su musica, en particular el 3 y 4 ending y lo que mejoraria es /spoiler danger! la muerte del shinigami y de crona en el final, por dios, si no muere nadie!

Ajo y Agua dijo...

Ah, ¿mueren Shinigami y Chrona? Yo fui tan lerda que formateé el ordenador y me quedé sin los drivers del audio, así que no me funcionan los altavoces y por tanto dejé Soul Eater a cinco capítulos del final: ver series sin poderlas oír es un coñazo...

Y aunque el dibujo es feo, a mí me gusta, es un diferente de lo habitual. También coincido en que la banda sonora es muy buena.

Eriol dijo...

Yo me quedé por la mitad más o menos, a la espera de que algún día me dé por terminarla. No está mal, entretiene y eso, pero es de lo peor que le he visto a Bones, sin llegar a ser realmente mala =/

FauSToMaTiC dijo...

Lo dicho: random shônen is random.

Eso sí, tocará leerse el manga para ver cómo ha ido de fidelidad y todo eso... Que dicen que está mejor (y en este tipo de series, siempre suele ser así).