lunes, 18 de enero de 2010

Reflexiones de retrete II: la inconmensurabilidad de la incompetencia

Como llevo cosa de un mes casi sin escribir algo en este tugurio falsacionista, me decanto por volver a vacilar de mis escasos conocimientos epistemológicos (que realmente no es más que un montón de ontología barata que no tiene nada en particular).

Me apetecería hablar de cualquier otra cosa, pero es que ando obsesionado con una cuestión que me planteó un compañero de clase esta mañana mientras bajábamos de ese lugar donde se supone que nos enseñan algo llamado universidad. El caso es que me preguntaba sobre el posicionamiento de el neoliberalismo en la teoría de la ciencia. Dándole un par de vueltas a la respuesta que le di, me percaté de que este término se acuña más desde una perspectiva económica o de teoría política más que de lo referente a la ciencia, más que nada porque no creo que tenga una cabida concreta, sino simplemente encuadrarse en una de las muchas teorías de la posmodernidad.

Yendo al grano, la cosa es que le respondí algo así como que el objetivo de dicha ideología era alcanzar la felicidad del individuo (como buen objetivo de una teoría heredera de la Ilustración) a través de la posesión de propiedad privada o bienes económicos o físicos. Vamos, quien más tiene más probabilidades tiene de ser feliz. Después lo replanteé como un objetivo económico o incluso político, y da más resultado que desde esa orientación que como objetivo de una ciencia (a no ser que sea la explícitamente económica, o al menos dentro de lo que es el capitalismo feroz con el que tenemos que lidiar a día de hoy).

El caso es que eso me recuerda que no estoy muy al día y, teniendo la oportunidad de ponerme a rajar de nuevo de la situación actual que vivimos en relación al terrible terremoto que ha sufrido Haití esta última semana, pues debería ponerme a leer algún periódico o informarme de alguna manera fiable de qué demonios ha pasado y cómo va la cosa para buscarle de nuevo los tres pies al gato o algo parecido, aparte de que queda curioso que el amigo Chávez salte ahora que la Playstation sea veneno capitalista.

Pues eso, que tengo que preparar un resumencillo sobre el viaje que he hecho este fin de semana a Londres, cortesía de los profesores de arte de la universidad. Que si no, nadie va a entender por qué va a venir el grutesco y se va a cagar en nuestra puta madre...

2 comentarios:

Djevel dijo...

Hostia! Qué casualidad! Yo también estuve en Londres este finde xDDD

Yo fui a ver dos exposiciones: una de maharajas en el Victoria & Albert museum y otra de Moctezuma en el British. Conociéndote, fuiste a alguna de las dos?? xD


Sobre el liberalismo y la ciencia, creo que un nombre resume bastante bien esta relación: Karl Popper.

EL debate es largo, pero algun dia me motivaré y escribiré algo sobre ello en el blog. xDD

FauSToMaTiC dijo...

Pues la del British de Moctezuma, of course. Y qué decir... maravillado con ella me quedé. Y con el museo en general, fue magnífico. Ahí arriba tienes para saber xD

Perdona que haya tardado en contestar, me he tirado todo el mes pasando de esto como de la mierda por los exámenes:P