miércoles, 7 de abril de 2010

Black Summer


¡Oh, una entrada del Fausto! Acojonante.

Pues si, ya iba tocando de nuevo desempolvar este antro y de enderezarle un poco el rumbo, que filosofando, filosofando, me estoy tergiversando. Dejando atrás los pareados patéticos, vamos a entrar de lleno con una obrita de las cosas que me compré en el Salón del Manga (en el que me lo pasé de puta madre encontrándome con todo quisque y cuando después nos fuimos de tapas con el Málaga Team. Un saludete desde aquí y a ver si no tardamos en repetir). Escrita por el genial Warrren Ellis (el mismo de Transmetropolitan) y dibujo corriendo a cargo de Juan José Ryp (el cual, en principio, fue la causa real de que me lo comprase, más que nada, porque en el stand de Glénat estaba presente y aproveché a última hora del día para pedirle que me lo firmara... ¡con dibujito y todo! Al final se enroyó y todo).

Dejando un poco de lado mi poco interesante vida, vamos con el meollo de la cuestión. Resulta que el componente de un antiguo grupo de personajes variopintos con superpoderes, que tiene un sentido de la justicia demasiado elevado, se ha cargado al presidente de los EEUU y a todo su gabinete por el mero hecho de que ha llevado a una guerra criminal al país, accediendo a través de elecciones fraudulentas al poder y demás. Claro está, se arma la marimorena, porque el tío pone como condiciones so pena de seguir haciendo el cafre que se realicen unas elecciones libres y justas para elegir a un nuevo presidente, etc. Paralelamente a estos hechos, el que juntó a este grupo de superhéroes y les dotó de sus poderes, el cual creían muerto, va ahora tras ellos porque teme que se junten de nuevo para seguirle el juego al colgado de blanco. Así, inician una nueva lucha por sobrevivir en una revoltosa nación impactada por los hechos acaecidos.

De esta obra se pueden sacar muchas reflexiones. Sobre todo reflexiones por la situación y opinión de los personajes y de la licitud real de los hechos que mueven toda la trama. Como podéis apreciar, de base es una crítica feroz a un sistema electoral estadounidense de no sólo dudosa eficacia, sino también de dudosa credibilidad. Y claro, haber hecho lo que el tipo de los ojos hizo supone a cada cual tomar posiciones de parte de unos o de parte de otros. Pero claro, surge el dilema de saber quién es el bueno y quién el malo. Aparte de ser de un considerable partidismo por la similitud que creo que todos hacemos en nuestras cabezas.

En definitiva, un buen cómic, aunque se queda un poco corto, que trata de temas actuales desde la perspectiva de la tradicional escuela de superhéroes venidos a menos de influencia watchmeniana y que han de volver a vestir sus trajes ante una situación que lo requiere. Además, los paralelismos entre ambas son evidentes. Así que nada, que a ver si me da por recuperarle el vicio a esto y ya sale la cosa adelante. Nos vemos en la próxima entrada.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Cuack!

por si no habías leído el nuevo comentario

Gracias

FauSToMaTiC dijo...

En ello estaba. Quién sabe, algún día me dará por rematar la faena, pero andaba esperando a que saliese el BD de las mismas (cosa que, por lo que veo, no sucederá nunca) para aprovechar y muxear directamente de la hipotética versión guiri que saliese (THORA, EG... la que sea). Pero por lo demás, dudo que sea fácil encontrar los DVDs, y teniendo unas raws cutrosas en avi casi que ni merece la pena. Aparte, ya no hablemos de karaokes, edición... (in bi4 versión lite).

Deberías haber puesto el mensaje en una entrada más reciente xD De nada.