miércoles, 11 de junio de 2008

Comiquejos y señales de vida, toma primera

No, no he desfallecido aún del inmenso curro que me aguarda todavía para estas aproximadamente 4 semanas. Como ya vaticiné hace no mucho, me espera una coyuntura desfavorable de cara al tiempo libre. No obstante, se hace un esfuerzo por mantener algo de eso y dedicaros un ratito para comentaros cuatro cosas. Y como desde que hice el examen de historia del cómic casi que me he dedicado por entero a pasar a limpio los apuntes de arqueología escandinava, que me tienen hasta los mismísimos (llevo unas 25 páginas de word en 3 días), pues os voy a hablar un rato de cómic. En general, sin especificar, aunque debo reconocer que últimamente me he dedicado a redescubrir la línea Vertigo de DC, y a seguir leyendo algún que otro manga. Aunque otras cosillas también he ojeado. Pues bien, empecemos:

-Transmetropolitan: nuestro querido comentarista etegoinarcadia me prestó a comienzos del cuiatrimestre una buena parte de esta obra de Warren Ellis (guión), perteneciente a la línea Vertigo de DC. La serie trata sobre el periodista Spider Jerusalem, que tras su aclamada fama obtenida tras la recopilación de una serie de artículos de prensa recopilados en un libro cuyo éxito era impresionante, decide irse al monte a reflexionar sobre ello. Años después, vuelve a la gran ciudad del futuro, que nos muestra una sociedad corrupta, pero que refleja claramente los problemas de hoy en día. Con una visión muy crítica y unos actos escatológicos y violentos de su parte, aderezado de un uso del lenguaje "políticamente incorrecto", vuelve a la carga para sacar los colores a los de arriba. Me ha gustado bastante, la verdad. Leerse un arco argumental entre horas resultaba agradable, y hacía el estudio más ameno. Espero poder seguirla en cuanto pueda.

-El Borbah: grande Charles Burns con su carismático detective inexpresivo vestido de atuendo WWC mejicano, con máscara y todo. Con un vocabulario que nada tiene que envidiarle al señor Jerusalem, y con una actitud ante sus casos tan, tan singular, nos desvela una serie de historias cortas autoconclusivas (otras no) que nos dan una idea de cómo trabaja este sujeto. Gran calidad gráfica del autor (debo reconocer que me parece uno de los mejores claroscuristas del Underground actual), y que me gustaría echarle un ojo a algunas de sus creaciones, como Big Baby (algunas cosillas he visto por los Víbora que ahí tengo) y Agujero Negro, su más reciente novela gráfica.

-The Spirit: no leer algo de Will Eisner tiene delito. Y aunque las primeras tiras de los años cuarenta son más una presentación del plantel posterior (supongo) y la calidad deja algo que desear (sobre todo en el formato A4), pues bueno, habrá que seguirla tarde o temprano. El intrépido Denny Colt, al que dentro de poco Frank Miller reconversionará (a su manera, y bastante poco acertadamente, creemos yo y muchos más) en versión cinematrográfica. Porque Spirit es azul, no negro. Sólo por eso, ya puede plantearse decir un "blegh" que no será desencaminado (y más conociendo los antecedentes del señor Miller en Hollywood...).

-Príncipe Valiente: Es lo que tiene estudiar historia del cómic, que descubres cosas que tu padre te recomienda años atrás, pasa de él, y que al verlo en las diapositivas, te dices: "debería haberle hecho caso..." En definitiva, una entretenida épica romántica altomedieval de estética bajomedieval de una calidad gráfica acojonante de la mano de Harold Foster. Nos narra las aventuras del príncipe Val, que se mete en la corte artúrica con la aspirración de ser nombrado caballero, y vivir más aventuras. Conjugando un poco de todo (¿vikingos en el siglo V?), narra unas aventuras poco verosímiles, pero que entretener, entretienen. Cabe destacar la supresión de los bocadillos como medio narrativo de seguir el hilo argumental, la narración y los diálogos. Muy recomendable, aunque sea para deleitarse un poco por las ilustraciones de Foster (y aprender un poco de anatomía, de paso).

-Brain Powered: Me llamó la atención ver en una tienda de segunda mano "4 volúmenes de segunda mano de una obra de Tomino". Sólo por eso me atrajo mucho. Y habiendo leído 2 de los 5 volúmenes que he adquirido, debo decir que no le llega a la suela del zapato a sus cosas más vistosas de animación. Espero que levante cabeza, porque además, acompañarse en el dibujo de la obra de la autora de DNAngel (creo), no contribuye mucho más a su molabilidad. En fin, serie de mechas seudoorgánicos del montón, con típicos protas adolescentes y cayendo de un estereotipo en otro.

-Hajime no Ippo: ¿quién creía que no iba a hablar sobre esta idealización del shônen? Pues sí, que últimamente, y debido por la mierda de scans que había, no se han sacado capítulos en inglés, y he tenido que tirar de esas pencotas Raws para suplir el monazo. Y qué debo decir... Que me sigue encantando, aunque no me entere de los diálogos. Como le debería dedicar una entrada completa a la serie, pues os dejaré con que simplemente, he seguido unos cuantos capítulos atrasados, y que sigue molando lo mismo que el primer día, aunque yo ya iría pidiendo combates, que ya se hacen de rogar.

-Hellbalzer: me dio por ojear algo que compraría mi hermano en el último salón del cómic, una historia autoconclusiva quue en cuanto leí que era ilsutrada por Richard Corben, tenía que leerme como fuese. Y el guión, de Brian Azzarello (el de 100 Balas). En fin, han metido a Constantine en el talego, y cosas pasan. Interesante volumen único con 6 capítulos bastante interesante. No he leído mucho más de Hellbalzer para comparar, pero tarde o temprano algo más caerá, que se nota que el inglesito ha sido idea de Allan Moore. En fin, haber descubierto la línea Vertio me ha venido hasta bien para relajar el culo antes de los exámenes más gordos.

-Shin Angyo Onshi: como queda poquito para que acabe (medio tomo, a ver si para julio ETC ya la ha sacado entera), pues ya haré la reseña, si me acuerdo, que hará un año que la empecé, y os diré lo que me ha parecido. Aunque recomendarla lo recomiendo, que me está gustando bastante. Y se ha quedado por una parte muy, muy interesante del desenlace.

En fin, creo que esto viene a ser todo. Si sobrevivo a toda esa mierda de la arqueología vikinga, seguramente reseñe algún que otro anime que me dé por finiquitar o tragarfme del tirón, para bajar humos... Aunque lo dudo, porque mi panorama es de todo, menos alentador, por lo menos, hasta que termine el último examen, allá por la primera semana de julio... Hsta entonces, buenas noches, y buena suerte también a quienes estén de exámenes/selectividad.

3 comentarios:

etegoinarcadia dijo...

A ver, por partes:

Me alegro de que te hayas puesto con trasnmetropolitan, ya verás como va mejorando el ritmo a medida que va evolucionando la serie; es acojonantemente buena.

Por otro, ¿Miller malo en el cine? Pues ha hecho 4 cosas de mala muerte y oye, robocop 2 y 3 pueden molarte más o menos pero Sin city es un peliculón, pero peliculón, peliculón, nada que ver con sus insupidos cómics. Y en cuanto a lo de Spirit, pues a mí personalmente me parece que, a día de hoy, sus cómics están desfasados y no cumplen ni la talla minima así que si le hacen un lavado de cara para los tiempos que corren, mejor que mejor.

Y por último recuerdame que tenemos que hablar de Turn A, que tengo unas propuestas que hacerte :)

FauSToMaTiC dijo...

¿Pero la peli de Sin City no estaba dirigida por Robert Rodríguez? De todas formas, no puedo opinar al respecto, pues aún no la he visto.

Sobre Spirit, vale, estará desfasado, pero vamos, que entretener me entretienen mínimamente.

Y sobre eso último, pos vale :3

etegoinblabla dijo...

Hizo el guión y la dirigió, de hecho es la única película que ha dirigido de momento y como tú dices, en colaboración con el Amo Rodríguez. Por otro lado, hizo la historia y creo que los guiones de las robocops, pero ahí acaba la cosa, no hay mucho que echarle en cara, al menos de momento, la verdad. Otro gallo cantaría si hablasemos de sus cómics :E

Por otro lado, en Spirit sale Samuel L. Jackson lo que le dá un más infinito en relación al cómic :D