domingo, 30 de noviembre de 2008

Hablemos del tiempo en una entrada random como cualquier otra, sólo que ésta se escribe sin motivo aparente alguno, ni necesidad ni nada. Es más, primero la escribo, y luego ya me pienso el título. Sí, es lo que hace el hartazgo de estudiar y preparar exposiciones, que uno acaba fácilmente hasta la polla y tal. Por eso, ¿por qué no nos echamos unas risas y tal?

Aquí ando dando tumbos, exprimiéndome la cocorota para ver sobre qué chuminada puedo agazapar unas líneas y que resulte agradable y tal... ¿Hablamos de teología egipcia, o está ya muy visto eso? Porque vamos, aquí el más tonto lee copto... ¿O mejor analizamos socioculturalmente la base estamental de la Oprichnina de Iván IV? La terminología de la escuela soviética puede dar mucho de sí... Venga, mejor hablmos de jesuitas en tiempos turbulentos para ellos, como fue el siglo XVIII. Bulas y más bulas caen sobre sus cabezas y...

Bah, a quién pretendo engañar. No tengo nada mínimamente interesante que contar. En todo caso, y para pasar el rato, recomiendo dar un paseíto por lugares tales como 4chan o Sankaku Complex, blog sobre cosas de japos muy interesantes (cuando entréis, veréis a qué me refiero por "interesante") que hace poco me dio por visitar con relativa frecuencia. Más que yo seguro que tienen esos sitios que contar, y bueno... A ver si algo me ilumina lo suficiente como para hablar sobre ello y escribir algo con más de 3 párrafos de pura aleatoriedad.

Cutre-edit con los links, que antes se me pasó.

Y este puente prometo hacer reformas; por lo menos, cambiar el banner, que ya está un poco obsoleto en relación a mis "cualidades" con el photoshop.

1 comentario:

muchocolmillo dijo...

Bue, yo también he estado hasta el tope con exámenes. Ya nos hacen falta las vacaciones de invierno. Yo en lo personal, tengo bastante que no vicio a algo.