jueves, 28 de agosto de 2008

Batman: el caballero oscuro




Una tarde aburrida, amigos que quieren hacer algo antes de empezar a saco con los exámenes, una cartelera seductora, y a falta de pan, vamos a ver Batman. La película de moda, y cómo no, aprovechando el día del espectador otra vez. Supongo que todo Dios habrá visto ya esta película de marras, bastante buena, la verdad. Y es que está bien montada como película y bastante bien llevada y narrada. Y algunos actores se salen en cuanto a su interpretación. Pero bueno, vayamos al meollo de la cuestión.

Resulta que en la ciudad de Gotham, cosas han pasado, y los criminales se empiezan a encabronar con Batman, y la plas va tras su culo también por lo que pasa con estos criminales. Hasta que en la escena de estos malhechores aparece una nueva cara sonriente, la del Joker, una brillante mente criminal atrapada en el aspecto de un malvado payaso que parece reaccionar ante impulsos aleatorios, pero que es cabrón como el mismo. Logradísimo en sí y tal, pero no nos vamos a centrar sólo en eso, aunque casi toda la película gire en torno a su figura, que lo merece. Así, organiza una serie de movidas para putear al fiscal que está agarrando de los huevos a los mafiosos de la ciudad, armando bastante alboroto. Y así, entra en acción el señor de la noche, con todo su repertorio de cachibaches imposibles como el batdisparador de minas, la batarmadura con batcuchilllas y todas esas batcuerdas. Y su batido matutino. Así, desarrollando la historia, vemos cómo muchos personajes evolucionan repentinamente por los acontecimientos, y otros permanecen igual de molables (caso del detective Gordon, que ha estado partiendo la pana de principio a fin, o el mayordomo Alfred. Además, intervención estelar de uno de mis actores favoritos, Morgan Freeman).

Pues eso, la película en sí es muy dinámica y entretenida, y a pesar de que empiece algo floja, al final acaba con un ritmo impresionante y se agradece el verla. Merece la pena, en serio, y mucho. Aunque sea por homenaje póstumo a Heather Ledger, quien hizo de Joker bordando al personaje. Creía que no se podría superar a Jack Nicholson en estado de gracia, pero como mínimo, se podría decir que se queda al mismo nivel que en su predecesora dirigida por Tim Burton. Pues eso, que no os deje engañar el título, bastante random, y a disfrutar de un par de horas y tercio que se harán llevaderas. Una gozada, perro no creo que tanto como para calificarla como algunos lo han hecho.

2 comentarios:

Addamelech dijo...

Peliculón hecho para molar.
Si gusta de la acción, vaya a verla.

etegoinarcadia dijo...

Morgan Freeman es tela de buenrollista.


Por cierto, a ver si hablamos, que hace tela que no sé na de ti :/