viernes, 22 de agosto de 2008

Una de fumadas

Desde chiquititos, siempre nos han dicho que las drogas son malas. El caso es que lo que suele salir de las drgoas suele molar. Y si no, que se lo pregunten a cierto sector de guionistas y directores japoneses de los que últimamente me he estado empapando. Y a pesar de que son las cinco de la mañana, me duele la calavera y me cago patas abajo, creo que estoy en las mejores condiciones para hacer una serie de breves reseñas respecto a esas divertidas paranoias a las que me he dedicado últimamente.

-Un médico rural: adaptación libre de un relato corto de Kafka. Va de un abuelete que va a hacerle "sana, sanita, culito de rana" a un zagal, pero al final cosas pasan. Realmente, lo más destacable de dicho relatillo es su animación, una auténtica rareza que no se sabe ni por dónde pillarse. Recomendable para pasar unos 20 minutos delante del ordenador sin nada mejor que hacer. Además, salieron dos versioncillas for the lulz casi a la par en castellano, pero creo que se puede evidenciar mi preferencia al respecto...

-Dead Leaves: siguiéndole la pista al sujeto que hizo Trava e ideó Gurren Lagann, me topé con esta OVA que más bizarra no podía llegar a ser. Un delirio constante a base de una animación frenética, contando la historia de unos sujetos muy raros que se meten en una prisión espacial, y que acabna amotinándose para montarse una película del copón con una sartá de movidas incomprensibles. Además, en esta OVA se muestra el verdadero origen de la épica de los taladros que llevó a varios de los lectores de este blog a decir que TTGL fue la mejor serie de animación del 2007... Recomiendo a esos lectores que descubran "el verdadero origen de la épica de los taladros". Risas garantizadas, srsly. Por lo demás, excelente trabajo de Production I.G. (GITS, Ghost Hound, Toshokan Sensou), aunque parece mucho las anteriormente mencionadas (de MadHouse y GAINAX, respectivamente).

-Kemonozume: fumada definitiva. Empieza siendo algo normal y corriente, con una animación un tanto especial y alternativa, pero... Madre mía. Lo que hacen después es incalificable de lo bizarro que es. Continúa la trama, pero vaya movidón. Eso sí: está mazo de guapa. La cosa va de un grupo de espadachines que se dedica a cargarse a unos mosntruejos devoradores de humanos. El líder de este grupo se enamora de uno de estos bichos (que se transforman en humanos), y cosas pasan. Al principio parece ser normal, pero a partir de cierto momento, se vuelve una cosa impredecible y deslumbrante. Una sucesión de capítulos, cada uno con una forma de animación distinta, mucho colorido, mucha variedad, y mucha originalidad. Desprende mucha originalidad. Es una magnífica serie que demuestra que MadHouse puede hacer lo que quiera, que lleva las riendas de esta movida de una forma magistral. Tanoshii instead, además.

Y por lo demás, vuelvo a lo que dije al principio: las drogas son malas, pero sus resultados molan.

5 comentarios:

Zak dijo...

Tengo las tres bajadas (Dead Leaves desde hace muuucho) y aún no vi ninguna. A ver si algún día de éstos me pego una maratón de fumadas y de paso sigo con Kaiba, que molaba.

Addamelech dijo...

¿no hay amor para OVAL X OVER?

Addamelech dijo...

1000 GET!

FauSToMaTiC dijo...

Kaiba no es tan fumada al final, simplemente es una serie de ciencia ficción de estética retro con ambientación fuera de lo común. Oval x Over directamente no la he visto aún, a ver si cae algún día de estos

haitike dijo...

Adoro Kemonozume. De todas las fumadas que he visto en mucho tiempo es la que más me ha tocado (además como dice fausto es más fumada que kaiba, siendo del mismo autor).

Además los personajes están muy bien desatolladas y al final le pillas mucho cariño a los dos protas. La relación de amor es además de las que más me han gustado, ya podían aprender los de gonzo antes de lanzarse a hacer adaptaciones baratas de obras de shakespeare.