sábado, 15 de diciembre de 2007

Meme histórico

Pues nada. ¿Recordáis el otro meme que hice de personajes de manga y anime? ¿No, verdad? Bueno, pues nada, otro día lo rescataré. Ahora voy a hacer uno con cierta información medio molona que me sacaré de la manga (tranquilos, pondré enlaces a Wikipedia para satisfacer vuestras necesidades si no me creéis). Demos todos rienda suelta a nuestra vena positivista y desmontemos mitos urbanos con 5 personajes históricos molones... En fin, como dijo Cloud en algún momento: "Allé vamos".

El primero en cuestión y que me resulta mejor, es Vladimir Ulianov, comúnmente conocido por todos como Lenin. Artífice a su manera de la Revolución Rusa, supuso ser el dirigente que llevó a cabo la revolución. Un hito que demostró que hacer una revolución es posible, en cierta medida (peus la herencia de Stalin no es precisamente lo más "revolucionario" que se pueda echar uno en cara). Me parece que es su figura la que consiguió alzar las ideas comunistas en un país anclado en pleno Antiguo Régimen a comienxzos del siglo XX, y supo usar sus antecedentes históricos para imponerse, y demostrar al mundo que la revolución marxista se puede llevar a cabo, y a pesar de su posterior fracaso, que demostró el idealismo de la realización de la idea del socialista alemán, ya que tras la toma de poder de la dictadura del proletariado, se quedó en simple dictadura bajo una fuerte propaganda hipócrita. Renovó aires, pero ya veis cómo está ahora la ex-URSS... Jodido capitalismo.

El segundo sujeto a analizar es, en mi opinión, uno de los mejores políticos que ha tenido España a lo largo de su historia. Y no es otro que el malagueño Antonio Cánovas del Castillo. Ideó el sistema de la Restauración tras el convulso Sexenio Revolucionario (1868-1874), coas meritoria en cierta medida y para el sector conservador, claro. Pero eso no quita que tras ello manejase un país casi descompuesto, y consiguiese finalizar conflisctos armados (tanto naciomales como coloniales) y reorganizase la sociedad, constituyendo una constitución integrista. Persona culta, jurista e historiador aficionado, nunca dejó de cecear (cosa que, a ver quién tenía huevos de reprocharle) y a pesar de ser de ideas conservadoras... ¡Qué coño! Fue un gran personaje. Y más si añadimos su escasa sutileza y que fue asesinado por un anarquista. Gran leyenda la de este personaje.

Orto sujeto a analizar es el señor Carlos Marx (cuasi pecado no conocer al simpático tipo de la barba, tan amigo del caótico ruso Bakunin). Desde que publicó su manifiesto comunista en 1848, en previas emancipaciones nacionales y liberales, nadie daría un duro por su doctrina... Salvo si no hubiese habido una panda de burgueses medio comprometidos con ideas (bastante poco resultantes, a mi parecer) de los socialismos utópicos. Así, creo un socialismo real, uno de verdad, con pies y cabeza, coherente... Y científico, como lelgó a denominarse. Aparte de eso, su escuela de análisis superestructural es una de las bases de una tendencia historiogrñafica a la que me encuentro muy ligado (por su necesidad de la sociología y el análisis de la evolución económica en las distintas etapas, junto a la dicotomía de clases), y a pesar de estar superado, lo encuentro aún muy explotable. Escepticismo, ayúdame. Y quñe demonios, su leyenda es grande. Sin él, no habría que destacar en primer lugar la admirable figura de Lenin.

Cuarto lugar ocupado por Winston Churchill, político inglés (aún me pregunto por qué lo he añadido, con la tirria que le guardo yo a los ingleses) de la primera mitad del siglo XX. No sé si será por su cara o por sus citas, pero me parece un tipo coherente, inteligente y en su momento, destacado y necesario. A pesar de "haber ganado" la guerra contra el fascismo, exite el curioso dato de que perdió las siguientes elecciones. Al igual que Cánovas, también se interesó por la historia, en especial la de su islita, a la que ha dedicado obras que parece ser que guardan bastante coherencia y calidad. A pesar de que este perioso especialmente me toca demasaido la moral (mis razones tengo para detestar la 2º Guerra Mundial, tanto ideológicos como personales), pues debo conocerla como rpoyecto de contemporaneísta que me gustaría ser. A pesar de que le encuentro mayor filia al siglo XIX.

Y para finalizar, una figura importante de la Ilustración española. Y hablamos de Gaspar Melchor de Jovellanos. Gran e ilustre figura, tan grande, que merece un hueco aquí. Era una ideología propia dentro del Despotismo Ilustrado. Mejor figura no podría haberse escogido, a pesar de la contrariedad con la que su obra fue aceptada. Admirable y trabajador, uno con sus ideas, y además, con unas ideas completamente rompedoras para su país y su época. Malamente acusada de afrancesado, fue el encargado de elaborar el Informe de la Ley Agraria (del cual estoy recopilando información a saco para un trabajo), que analizó genial y magistralmente la situación de la agricultura en el país de su época, pero que no consiguió llevar a cabo reforma alguna. Finalmente, acabó sus días luchando contra los franceses, pero sin luchar directamente, sino defenidiendo la legalidad de un país al que le habían secuestrado a 2 reyes (bastante zoquetes, debo añadir). Y para despedirme de esta entrada, cito a Gregorio Marañón con una frase que cuando la leí, me marcó: "Yo no me considero de ningún bando, ni de los patriotas, ni de los afrancesados, ni los defensores de la monarquía ni de los revolucionarios, simplemente me considero jovellanista".

Y como jovellanista reprimido que soy en mi contexto, me despido. Animaos y haced también uno, no os llevará mucho rato. Pasáoslo bien este fin de semana, que ya me amargaré yo por vosotros.

1 comentario:

Lord Byron dijo...

¿Y Gadafi?